IR a principal...
  LA  ENCAJERA :
 

La encajera es la mujer dedicada a la confección del encaje. El encaje es un tejido ornamental, formado por hilos de seda, lino, algodón, oro, plata, entrecruzados, torcidos o anudados, que consiguen motivos definidos, y para los que se usa la aguja o los bolillos. La elaboración de encajes fue siempre obra de mujeres. De niñas aprendían de sus madres y abuelas la técnica y los motivos, y así hacían un aporte complementario de ingresos para la economía familiar. Las mujeres hilaban, tejían y adornaban ellas mismas los elementos que eran necesarios en un hogar: manteles, sábanas, vestidos, ropa interior. Y también los que se precisaban para las ceremonias festivas y religiosas. Todos los ciclos vitales, tanto de la comunidad como de los individuos tenían sus rituales, sus adornos propios, y allí aparecen como un elemento fundamental las artes del adorno, del lujo.

Aún hoy en día quedan encajeras en lugares como Almagro, manchega tierra castellana que ha levantado un monumento a la mujer encajera. Contrasta su imagen laboriosa en silla baja apoyando la almohadilla en sus rodillas y sobre la escalerilla con la ecuestre estatua de Don Diego de Almagro embutido en hierro y acero, recio y altivo. En su placa relatos de sus conquistas en tierras americanas, en la placa de la encajera un breve y anónonimo "en su honor" suscrito por todos los almagreños.