Me han dicho que tú has dicho
un dicho que yo he dicho.

Ese dicho está mal dicho,
pues si yo lo hubiera dicho,
estaría mejor dicho que el dicho
que a mí me han dicho
que tú has dicho que yo he dicho.