EL PASTOR MENTIROSO 5/5

Pero los aldeanos respondieron entre risas:

- ¡Cada vez eres mejor actor! ¡Estamos demasiado ocupados para perder el tiempo con tu actuación!

- ¡Oh no! ¡Esta vez es verdad! Por favor, ayudadme a echar a los lobos - suplicó.

Nadie le hizo el menor caso. Los lobos se comieron todas las ovejas y el pastor se quedó sin nada.

MORALEJA: Si siempre dices mentiras, los demás no confiarán en ti.

Fuente [Fábulas Doradas]