Actividades 3 A

1a


2a
El pueblo queda abajo, en la hondonada, al amor de la falda de la montaña, resguardado por la sierra de Loarre, que le da nombre. Arriba, a poco más de cuatro kilómetros en cuesta, la fortaleza románica más importante de España, que alguien asegura aún de Europa. Tanto es así. que la popularidad del castillo de Loarre hace que se olvide el pueblo del mismo nombre. El paisaje es sobrecogedor. Los riscos se levantan hasta alturas abismales. Así se comprende la razón de tantas leyendas.


3a
El castillo roquero se confunde con el azul del cielo. A veces se esconde entre las nubes. Allí se anclaron los siglos XI y XII, entre rocas gigantescas, en el acantilado fantasmagórico de un mar seco, donde solo medran la aliaga, el romero y el tomillo, junto al verde-amarillo del boj. La muralla, casi reconstruida en su totalidad, pone cerco a la fortaleza, a lo largo de ciento setenta y dos metros. Nueve lienzos de sillería, de casi metro y medio de espesor, son rematados por otros tantos torreones de planta circular, de tres y cuatro metros de diámetro. Se encuentran separados unos de otros en distancia de treinta y de once metros. Las almenas, con troneras y adarve corrido, han vuelto a su sitio, tras acertadas restauraciones.

El roquero se confunde con el azul del cielo. A veces se esconde entre las . Allí se anclaron los siglos XI y XII, entre rocas gigantescas, en el acantilado de un mar seco, donde solo medran la aliaga, el romero y el tomillo, junto al verde-amarillo del boj. La , casi reconstruida en su totalidad, pone cerco a la , a lo largo de ciento setenta y dos metros. Nueve lienzos de , de casi metro y medio de espesor, son rematados por otros tantos de planta circular, de tres y cuatro metros de . Se encuentran separados unos de otros en distancia de treinta y de once metros. Las , con troneras y adarve corrido, han vuelto a su sitio, tras acertadas .