IR a vídeos educativos...

El lazarillo de Tormes

Tratado 4.- Cómo Lázaro se asentó con un fraile de la Merced, y de lo que le acaeció con él


 Lectura         Audio            Test         Actividad           Pdf          Fuentes 




Voz AlbaLearning AudioLibros


Hube de buscar el cuarto, y éste fue un fraile de la Merced, que las mujercillas que digo me encaminaron, al cual ellas le llamaban pariente. Gran enemigo del coro y de comer en el convento, perdido por andar fuera, amicísimo de negocios seglares y visitar, tanto que pienso que rompía él más zapatos que todo el convento. Éste me dio los primeros zapatos que rompí en mi vida; mas no me duraron ocho días, ni yo pude con su trote durar más. Y por esto, y por otras cosillas que no digo, salí de él.

La orden de los mercedarios se fundó para asistir y rescatar a los prisioneros cristianos capturados por los musulmanes, pagando el rescate de los prisioneros pobres o en algunos casos cambiando sus vidas por las de ellos.
Los frailes, a diferencia de los monjes, realizan su servicio a la sociedad fuera del convento o ermita.


En MONTEBUENO libros digitales tenemos el | tratado 4 | de esta obra con informaciones adicionales, explicaciones y detalles que ayudan muy bien en la comprensión de este libro abundante en giros lingüísticos propios en el castellano antiguo del s.XVI

Cómo Lázaro se asentó con un fraile de la Merced, y de lo que le acaeció con él.
Hube de buscar el cuarto, y éste fue un fraile de la Merced, que las mujercillas que digo me encaminaron, al cual ellas le llamaban pariente. Gran enemigo del coro y de comer en el convento, perdido por andar fuera, amicísimo de negocios seglares y visitar, tanto que pienso que rompía él más zapatos que todo el convento. Éste me dio los primeros zapatos que rompí en mi vida; mas no me duraron ocho días, ni yo pude con su trote durar más. Y por esto, y por otras cosillas que no digo, salí de él.
Cómo se asentó con un fraile de la , y de lo que le con él.
Hube de buscar el cuarto, y éste fue un de la Merced, que las que digo me encaminaron, al cual ellas le llamaban . Gran enemigo del coro y de comer en el , perdido por andar fuera, amicísimo de seglares y visitar, tanto que pienso que rompía él más que todo el . Éste me dio los primeros zapatos que rompí en mi ; mas no me duraron ocho días, ni yo pude con su durar más. Y por esto, y por otras que no digo, salí de .


Actividad


- Este fraile parece un hombre mundano, poco religioso, más amigo de la calle que del convento. Este pasaje no fue bien acogido por el mundo religioso de la época, muy poderoso y severo ( Inquisición ). Describid como imagináis a este fraile y explicad algunos posibles motivos de crítica clerical o religiosa.

- Inventad una aventura que Lázaro pudiera haber tenido con este fraile como amo.